Cómo comenzar un negocio y acabarlo en 2 años

By José Germán Martínez / On / In Emprendedores, Internet, Negocios

Como parte de esta etapa del blog donde hablo de aprender y emprender, sobre la base de mis experiencias, quiero contarte sobre un proyecto que inicié en Internet en el año 2003 y que fue divertido mientras duró pero no siguió.

Para tocar este tema voy a contarles una historia personal que me llevó a iniciar un proyecto que destruí rápidamente por no tener la preparación necesaria. (Con “destruir” no quiero decir que fue con intención pero debo asumir responsabilidades).

Esta no es una tesis de como hacer las cosas bien, es la demostración de que cuando tienes una meta fijada, una motivación y la preparación adecuada, tus sueños los haces realidad.

Hace unos 13 años atrás vivíamos en mi país una situación un tanto extraña a nivel social y político, sin embargo para algunos favorable. Estaba en la universidad y en mi lucha en contra del sistema educativo “normal”, siempre estaba buscando opciones para hacer algo por mi cuenta, algo de mi creación, sin que esto entorpeciera mis actividades de estudios en ingeniería.

Motivación: las fiestas.

Típico de los tiempos estudiantiles, había muchas fiestas y les soy sincero, me encanta divertirme (mis amigos personales saben que es así). Es cuando en una ocasión, conseguimos invitaciones para una fiesta, pero no cualquier fiesta, fue el evento donde decidí emprender un camino en Internet pero sin recursos ni experiencia en negocios.

En serio, me gustaban las fiestas (aún me gustan pero a otro nivel mas relajado). Nuestra rutina no se detenía, vivíamos de evento en evento, conociendo nuevos locales -que en aquella época eran muchos- y las empresas se esmeraban en ofrecer shows que te motivaban a seguir la rumba.

Cuando nace la idea en aquella fiesta que les conté, fue por el hecho de me gustaba conocer personas nuevas y como mi pasión era salir, pues que mejor negocio que me pagaran por andar de disco en disco con lo mejor de la movida rumbera de Venezuela. Y lo logré.

Para aquel momento y gracias a mi curiosidad, tenía conocimientos armando páginas web, trabajando con html, servidor web y software de diseño. Eso me permitió desde mi casa empezar a “desarrollar” el sitio de mis sueños: noticias de entretenimiento y rumbas locales en el oriente de Venezuela.

Para poder lanzar el sitio necesitaba algo: un dominio en Internet que me permitiera llegar al publico meta y hacernos un nombre. Para ese momento no contaba con dinero ni para el hosting, ni para el dominio. Fue allí cuando tomé la decisión de buscar que hacer para conseguir el dinero necesario para arrancar el proyecto, estaba decidido.

Ventas de helados en el edificio.

No recuerdo muy bien de donde vino el capital inicial pero lo mas seguro, del dinero que me daban para mantenerme en la universidad. Utilice ese dinero durante un tiempo para hacer helados caseros que vendía a los niños y vecinos de la urbanización donde vivía. Los helados resultaron ser muy buenos ya que los clientes subían al piso 7 a buscarlos (el ascensor solía fallar recurrentemente).

Luego de unos cuantos días, ya tenía la inversión de vuelta para re-invertir y los próximos lotes de helados capitalizar el dinero que necesitaba para el arranque de mi proyecto web.

Pudo ser diferente.

El tema de los helados fue por una casualidad, habían otros vecinos haciendo lo mismo y no se me ocurrió otra idea, en ese momento no me importaba nada mas que conseguir el dinero (de manera lícita) y sin pedirle a mis padres para arrancar el proyecto.

El proyecto que no fue proyecto

Luego de tener todo listo arrancamos. Colgamos el sitio en la web y aquí comenzó lo divertido. Se unieron mi hermana, un gran amigo (que después se convirtió en mi socio), entre otras personas que creyeron en nuestra idea y le dimos rienda suelta a nuestra ganas de hacer lo “que nos gusta”. Logramos acuerdos con locales para la promoción de sus eventos y noticias exclusivas. Viajamos por parte del país cubriendo eventos y fiestas, nos la pasamos genial. Nos enfrascamos en hacer estudios de mercados (al menos teníamos noción de las cosas), teníamos patrocinio y aliados comerciales. Un sueño para tres universitarios rumberos con sueños de hacer cosas “geniales”: y lo logramos por un tiempo muy corto y sin rentabilidad.

En el medio logramos muchas cosas interesantes, aprendimos que no era fácil y mucho menos que el negocio detrás eran los tragos gratis por la promoción de los locales. Fue un ritmo brutalmente duro, de paso la mayoría de los trabajos eran nocturnos.

El aprendizaje

Como todo nació de un sueño y estaba muy motivado, logré lo que alguna vez soñé, sin embargo todo negocio debe tener un proyecto lógico y realista que lo respalde. La idea no fue mala pero debimos sustentarla con un proyecto y plan de negocios más sólido (el que hicimos fue deficiente). Fue un momento genial para este tipo de emprendimientos en Internet y logramos para aquel entonces un posicionamiento genial.

Hoy en día este aprendizaje sumado a otros conocimientos adquiridos me permiten avanzar de manera firme al estructurar modelos de negocios y estar muy pendiente de los factores críticos para que sean rentables.

Fallar es parte del camino y fracasa quien no se levanta luego de caer. Estoy muy orgulloso de lo logrado en aquel proyecto y sin duda lo volvería a hacer de nuevo pero con las correcciones del caso. Espero que este post sea de tu agrado y de ayuda para sus propias experiencias. No olvides que levantarse es de valientes.

Acerca de José Germán Martínez

Emprendedor and Old School Social Media Manager. Escribo sobre marketing, negocios y emprendimiento. He tenido experiencia en Social Media y Marketing Digital, logrando alcanzar buenos resultados para socios y clientes. En el año 2010 colaboré como escritor externo en el portal de Redes Sociales y Periodismo 2.0 Trecebits.com. En el inicio de mis aventuras fui cofundador de una empresa de servicios informáticos y marketing digital y nos divertimos mucho creando páginas web para clientes. Participé en el desarrollo de la marca y publicación de una revista local de carácter informativo en Venezuela y creador de un portal web de entretenimiento en el año 2003. Te invito a leer y aprender.

Tu opinión en este blog es valiosa:

A %d blogueros les gusta esto: