Dejarlo para mañana es pavoso

By José Germán Martínez / On / In Emprendedores, Negocios, Proyectos

Les voy a hablar en palabras sencillas del por qué aprender y emprender y como esta actitud fortalecida me esta ayudando muchísimo. A ver, luego de tanto intentar, probar y volver a empezar, muchas veces nos queda un sin sabor en la boca. Ocurre que cuando no estamos preparados para enfrentar el fracaso como un aprendizaje vivido de lo que no tenemos que repetir para avanzar hacia el exito, es fácil desanimarse. Me ha pasado en diferentes aspectos de la vida y es normal equivocarnos pero la idea real es avanzar, DE VERDAD. Por eso este cambio en mi blog, que ha sido mas bien una estrategia autoterapéutica para hacer catarsis y demostración de que se avanza haciendo.

Acción para emprender.

¿Qué vas a emprender? En realidad no importa. Cada caso es único y lo importante es hacer. Dar pequeños pasos todos los días, TODOS LOS DÍAS. Esos pasos deben estar alineados con tus objetivos y metas. Hace poco me recomendaron: “no veas el final de la escalera y da el primer paso”, hazlo por el amor a cristo. Por cierto, la escalera no será bajita si tu meta es inmensa y lo del amor a cristo, bueno se lo dejo a cada quien. Hazlo por lo que mas desees en la vida. No te preocupes por el escalón 10.345, empieza por el mas importante: el primero.

Asi que, antes de iniciar esta nueva semana, tómate el tiempo y haz el ejercicio mental de programarte para hacer lo que debas hacer por tus sueños y metas. Aprende de ti mismo, de tu entorno y emprende. Hazlo y hoy, dejar las cosas para mañana es pavoso porque te quitas la oportunidad de que hoy arranque y mañana sea mas grande y mejor.

Como programar publicaciones en redes sociales y morir en el intento

By José Germán Martínez / On / In Community Managers, Redes sociales, Social Media

Mucho hemos conversado sobre como, cuando y por qué publicar contenido programado en las redes sociales. Hace poco en una conversación en facebook (si, estábamos conversando), vino a colación el tema nuevamente y en base a esa conversación quiero dejar aquí mi opinión.

Programar contenido sin hacer seguimiento. (el cómo)

Lo negativo de programar publicaciones es que quienes van a leer los mensajes son humanos. Seres de carne y hueso que detrás de un dispositivo consumen el contenido que tanto trabajo te llevo crear, estructurar y luego programar para que lo recibiera en función de las horas que estimaste. A su vez nos basamos en datos estadísticos y no sabes a ciencia cierta quien lo va a ver y mucho menos como va a reaccionar. Si dejas todo en manos de la programación, la maquina no sabrá de estados de ánimo, dudas, inconformidades.

No digo con esto que no podamos programar contenido, de hecho considero que si es una herramienta brutal de apoyo pero los community managers deben estar allí pendientes de su comunidad, de su gente.

No estimar la frecuencia de publicación. (el Cuándo)

Seguramente te ha pasado que dejaste de seguir una cuenta en twitter por que llenaban el timeline de información recurrente. Esto ha pasado hasta con grandes medios, enfrascados en una carrera por “audiencias” y traspasan las practicas offline a las plataformas sociales digitales. Los usuarios tienen el control, dejan de seguir y reportan cuentas por practicas un poco agresivas.

No analizar a los usuarios. (el por qué)

Si arrancas sin hacer aunque sea un pequeño estudio o análisis de tu público, de nada servirá que compartas publicaciones todo el día (aunque esto ya sería una locura de spam deliberado). Analiza las reacciones y toma acción, modifica lo que sea necesario y haz pruebas. Intenta cosas nuevas durante períodos cortos de tiempo antes de lanzar una gran campaña de contenido. Recuerda siempre hacer seguimiento a tus acciones, estudia comportamientos y feedback.

Si te preocupas mas por las personas y por lo que le vas a entregar, los resultados serán satisfactorios y no morirás en el intento.

Metas para año nuevo

By José Germán Martínez / On / In Blog, Emprendedores, Exito

Estoy escribiendo este post el 01 de enero de 2017, iniciando este año con muchas expectativas positivas -a pesar de las circunstancias externas-, y digo a pesar porque obvio el contexto en el que te desarrollas influye en tu desenvolvimiento pero he tomado la decisión de que me resbale lo negativo, para este nuevo año enfocaré toda mi energía en lo positivo, en crear, en emprender para mi y mi familia, para dejar algo realmente positivo en la sociedad. Aportar valor a otras personas y hacer que mis ideas se hagan realidad.

Metas para año nuevo
Aquí, a mas de 4.000 metros de alturas en Mérida – VE

El 2016 no fue del todo malo, logramos muchas cosas importantes pero debemos avanzar y subir mas alto, metas mas grandes y de mas impacto.

Cada quien tiene sus objetivos particulares, sus metas y aspiraciones. Yo propongo más allá de las individualidades, que hagas algo diferente, que tomes el control real de tu vida y hagas lo que te plazca. Steve Jobs lo repitió muchas veces: “para triunfar en algo, tienes que amarlo”. ¿Quieres triunfar? -Pues entonces es hora de ponernos las pilas que recargamos en diciembre junto a la familia y nos pongamos manos a la obra para lograr las metas de año nuevo.

Evalúa en que situación te encuentras y sobre esa base, comienza a planificar.

Una lista para empezar el año 2017:

  1. Se exigente con tu principal activo: Tu mente. Proponte leer un libro cada 15 días o cada mes. Sin excusas, lo que introduces en tu cerebro es el alimento de tu maquina de los huevos de oro.
  2. Haz aquel curso o taller de la actividad u oficio que te apasiona. Es gratificante y te puede ayudar a desarrollar a futuro algún emprendimiento personal.
  3. Conéctate con colegas y viejos amigos que tienes tiempo sin saludar. No hay excusa, las redes sociales son perfectas. Volver a tus raíces enriquece.
  4. Aprende a ejecutar el instrumento musical que siempre te ha gustado. Puedes empezar con youtube: hay gente haciendo vídeos de como hacer de todo.
  5. Participa en alguna ONG o asociación sin fines de lucro que apoye causas sociales, Devuelve al mundo lo que el mundo te da. Haz que fluyan las energías.
  6. Pasa mas tiempo con tu familia o amigos cercanos. Esa energía no tiene precio.
  7. Practica algún deporte, el que te guste. Mejorarás tu condición física y conectaras con nuevas personas. Nuevamente, haz que fluya la energía. Hay muchas opciones de bajo costo como correr, caminar, senderismo, bici, busca la que se adapte a tus capacidades.

Esta lista es muy personal, es producto de lo que aprendí del año pasado y que te invito a proponernos para el año nuevo.

Me encantaría saber como vas en tus metas y objetivos.

A %d blogueros les gusta esto: